Perfiles

Entrevista a Eduardo Chozas. Legend.

Un hombre de Escuela. Un corazón Noble. Entrevista a Eduardo Chozas por un bien trascendente.

Bienvenidas/as a la entrevista a Eduardo Chozas. La presente exposición adjunta al final un compendio de vídeos de las victorias de Don Eduardo en las grandes vueltas y de post en redes sociales de anuncio del presente encuentro. Por supuesto un vídeo detallado sobre el Campus de ciclismo celebrado en Calpe.

¡MUY IMPORTANTE!

Si acompaña usted a una persona que adolezca de déficit visual quizá sea preferible escuchar el podcast de esta entrevista en formato audio a través del reproductor que está situado aquí abajo:

 

VAT– Con esta entrevista a Eduardo Chozas, ya desde la retrospectiva del hombre sabio curtido en mil batallas, nuestro protagonista nos ofrece una visión madura del extracto de transferencia de lo que fueron sus años de gloria deportiva. De cómo esa experiencia que ya partía de un corazón noble ha ido puliendo desde la inquietud una mente culta, completa y vocacional. Inmerso en el mundo del ciclismo en otros roles como el de comentarista, hoy en Eurosport y tiempo atrás en la Cadena Cope con José María García, el ciclismo es una ciencia de vida que aplica con amor a todo lo que hace.

Siempre ha mantenido una continuidad con aquello que es su pasión: la bicicleta.

En la entrevista se refleja con la persona de Eduardo Chozas a un hombre que ha gestionado su vida post-ciclista profesional en el ámbito de franjas vocacionales como la educación, la formación y el encuentro entre amigos, todo desde la plataforma personal y emocional de ese sostén interno y que se manifiesta en la dinamización constante de conocimientos, información y análisis de realidad. La visión del hombre trascendente que conecta el ayer, el hoy y el mañana.

Don Eduardo nos habla de cómo procesaba su mente en los momentos más extremos de una etapa, de lo que representaba celebrar una victoria de etapa lejos de casa, la planificación con los medios de entonces, extrapolando a la riqueza tecnológica del día de hoy. Y de cómo disfruta de ver la cosecha del nuevo trabajo del mañana, una evolución a la que se adhiere taxativamente.

Era la tarde del sábado 4 de abril. Las 17:50 horas. Todavía lo recuerdo.

Las ideas se estaban asentando en lo que se refería a cómo perfilar la dinámica de entrevistas de #deporteartecienciavsCOVID19 y tuve claro que era la ocasión de establecer contacto con un ciclista al que siempre admiré por los valores anteriormente mencionados. Le envié un e-mail presentando la finalidad de la propuesta, el espíritu de la misma. Y la persona infalible que hay detrás…

No se hizo esperar en la respuesta.

De hecho fue la misma noche. Fue muy emocionante para mí. Una Leyenda Viva del ciclismo español e internacional, una inspiración en mis años de juventud, colaboraba con nosotros en un ciclo que nos transcendía a todos. Un hombre de Escuela, un Noble Corazón, se dirigiría a toda España, a nuestros hermanos de Latinoamérica y al mundo entero. 

Hablará de ciclismo, pero también de valores, de futuro y de juventud, de sociología, ámbito laboral y de economía en el marco deL confinamiento con motivo de la pandemia por COVID19.

La ilusión se hizo realidad y ahora tengo el honor de compartirla con ustedes.

¡Vamos allá Maestro!

¿Cómo  experimenta Don Eduardo la situación actual una persona sociable como usted, que siempre ha basado su vida personal y profesional entre la gente?

EC– La verdad es que  la situación ahora la vivo como todos los ciudadanos. Confinados en casa por la limitación profesional  y con mucha paciencia, mentalizándote de esta situación y haciendo una organización de tu rutina diaria para llevar el día lo mejor posible.

Las actividades que realizo…(sonríe con tono comprensivo) soy autónomo. En ese sentido tengo la suerte de trabajar desde mi casa, que es donde tengo mi oficina y mis actividades del trabajo. De la rutina diaria, el 80% lo hago desde casa. Las otras tareas particulares que tengo laboralmente en Eurosport, tengo que desplazarme a los estudios en una normalidad. Entonces, los estudios de Eurosport están a media hora,o menos, de mi casa. Cuando me toca hacer competiciones, me llevan tres horas o cuatro del día, pero realmente es relajado y no es monótono.

Ahora, en esta situación de no salir de casa, están suspendidas todas las actividades de comentarios en Eurosport y en eso tengo más tiempo.

También están reducidas las actividades que hago y me lo tomo con menos estrés yo creo, porque lo que me estaba sobrando hasta hace poco, en una vida normal es que no paras. Estando todo el fin de semana comentando competiciones sin parar y ahora me lo tomo como un cierto descanso, mentalmente en ese sentido. Sigo trabajando lo necesario porque preparo los Campus. Hacemos dos al año. Somos un equipo. La preparación, organización, marketing y tema de redes sociales se siguen haciendo ya con más tranquilidad, con más tiempo libre y me está suponiendo unos días de relajación.

De momento estoy encontrando hasta lados positivos.

Hay cierta negatividad, evidentemente, porque no puedes salir de casa, pero procuro no pensar en ello porque sé que esto pasará y tendremos todo el tiempo del mundo para volver a la rutina. En este sentido el confinamiento no me crea estrés, todo lo contrario.

VAT-¿Podemos establecer una analogía entre la realidad que vivimos y  la soledad de pueda sentir el corredor de fondo en un hotel encerrado entre montañas, ya sea en Colorado o en los Alpes?

EC-No tanto. Esa soledad, en mi caso, que cada circunstancia será muy particular, como estoy con mi mujer en casa siento esa compañía. Si bien es verdad que el resto de la familia te comunicas hoy día con los medios audiovisuales con vídeo, a través del teléfono y demás.  Tenemos un contacto diario. Un hijo vive en Burgos, está casado con una niña. La mayor vive en Aranjuez, también con dos niñas y la pequeña está aquí, al lado de casa con su novio, entonces tenemos cierta comunicación.

Creo que eso ayuda mucho al estar con la familia.

No se puede comparar aunque sí sientes un poquito ese aislamiento de tu entorno de amistad, sobretodo y familiar de alguna forma. Aunque te puedes comunicar. Es la ventaja de los medios actuales.

VAT- ¿Qué rutina de ejercicios y alimentación para prevenir el Coronavirus recomendaría para personas que se animarían a hacer deporte y tienen la bici estática sacando polvo, o que directamente, no disponen de ningún enser mecánico ni espacio exterior para entrenar?

EC– Esta situación actual que nos hace tener tanto tiempo, dentro de lo malo, quizá podemos sacar esa posibilidad de hacer ejercicio que antes no teníamos tiempo de hacer, o estábamos cansados. Si tienes una bici estática, un rodillo puedes hacer una rutina semanal para mantener un poquito la forma, pasar el rato y mantener esa integridad entre lo físico y lo mental que necesitamos.

Se puede hacer una rutina de iniciación también, progresiva como todo el entrenamiento, con descansos, tampoco todos los días pero sí 3 o 4 a la semana y empezando por poquito, por sensaciones, lo que nos permita nuestro organismo también combinándolo con ejercicios de gimnasia de equilibrio para el organismo con los elementos que tenemos en casa. Podemos utilizar por ejemplo nuestro cuerpo e intentar hacer unas tablas de ejercicios que nos van a venir muy bien para la salud. 

Entonces podemos aprovechar el tiempo perfectamente.

Hacernos una rutina por la mañana en este sentido y luego dedicarnos a otras tareas y organizarnos el tiempo para la tarde con la lectura, el descanso, ver un poco la televisión, redes sociales, etc, lo que te guste. Luego tenemos el tema de la comida, de la cena. También podemos participar en esa celebración, realización de esas actividades que nos llenan la jornada.

VAT- Esta pregunta y perdone la expresión podría parecer un poco chorra, pero…

¿Son aconsejables las apneas para conservar la capacidad vital? Conozco a algunos  zumbados que las hacen en la bañera, en un barreño o en el lavabo.

EC– Sobre el tema de las apneas, es otro ejercicio que se puede hacer. Tampoco soy un experto, pero yo las realizaba en mi época profesional, intentando aguantar el máximo tiempo posible, hacer una serie de ejercicios pero tampoco nunca abusando mucho de este tema. Creo que en general y como conclusión, no vendría mal hacer alguna apnea. He leído sobre ello y es como si reactivas al organismo de alguna forma cuando se ve sometido a la falta de oxígeno. Lo estimulas a la hora de hacer después una buena respiración, incorporar el máximo oxígeno posible de golpe y luego parece que viene bien al organismo. Pero claro, sin pasarse a lo mejor tampoco. 

Esto es una opinión personal, genérica para todo tipo de ejercicios.

Nunca hay que abusar muchísimo de los ejercicios y hacer lo que el organismo nos pide.

Es un poco escuchar a nuestro cuerpo cuando realizamos un ejercicio y yéndonos a otro campo, no darlos una paliza el primer día porque lo cogemos con garra y luego acabamos reventados y se nos quitan las ganas de volver a hacer ejercicio.

Y después, como todo, un poquito de variedad siempre viene bien. La mesura en lógica es uno de los mejores parámetros para este tipo de ejercicios.

VAT- Había momentos, imagino, que en una carrera dantesca como el Giro, o el Tour, aquellas etapas que se recorrían más de 220 kilómetros, seis puertos y un calor que rompía las piedras en que…

…por más que estuvieras en medio del pelotón, algo de soledad se debía sentir.

¿Cómo reaccionaba la mente en esos lapsos cuando los kilómetros no pasaban?

EC– Esos días tan largos que eran habituales en mi época de siete horas encima de la bicicleta tenían varias partes. No es lo mismo al principio, cuando eres un novato, que cuando ya tienes una cierta experiencia. Pueden ser días que son objetivos tuyos, porque te viene bien el recorrido y sabes que ese día va a ser importante para tí.

Estás muy mentalizado.

Entonces, en ese sentido de soledad, quizá no lo notas tanto porque hay una rutina, estás en equipo. El pelotón es una especie de conjunto. Tienes amigos en el pelotón. Unos que son compañeros tuyos en tu propio equipo, otros que están fuera. A otros los conoces menos.

Hay una parte de la carrera que para tí no es tan importante porque crees que tu objetivo es a partir del kilómetro 150…

…donde vienen una serie de puertos en que quieres intentar un ataque para marcharte por delante porque crees que es el momento exacto.

Tienes un objetivo de trabajo y una rutina y para eso hay unos parámetros en los que vas a actuar.

Entonces la primera parte de la carrera las vas pasando, ahorrando energía, porque tienes concretamente muy estabilizado lo que vas a hacer durante la etapa. Aunque bueno, muchas veces no todo sale siempre bien y hay que improvisar. A lo mejor, cuando has conseguido escaparte, como he hecho muchas veces escapadas y tienes 100 kilómetros por delante en solitario,  pues a lo mejor puedes estar ahí un poco solo, pero realmente tus pensamientos fluyen hacia fuera de la carrera. Muchas veces, te sumerges en un esfuerzo agónico donde es soportable porque vas al máximo posible sin que te vengas abajo.

Es un esfuerzo realmente agónico porque a lo mejor tienes que racionalizar el esfuerzo para aguantar dos horas a ese máximo nivel.

Una vez has establecido esos objetivos para conseguir deportivamente tu éxito, también sales mentalmente de la carrera porque piensas en la familia, en cosas bonitas. Engañas a tu mente un poquito en cuanto que esté pensando en el dolor, en la agonía. Entonces vas y vienes.

Hay un juego mental que cada uno me imagino que lo aplica según sus características:

En mi caso cuando iba en ese momento agónico lo que hacía era pensar en otras cosas, volvía a la realidad,  Veía cuanto tiempo sacaba al pelotón, si tenía que ir un poquito más deprisa o más despacio.

Utilizar las bajadas para coger ventaja, que  también era un punto fuerte mío, no sólo la escalada, o tenía que regularme un poquito porque sacaba bastante ventaja y tenía que imponer un ritmo más bajo para no gastar tanta energía y luego volvía a irme de la carrera, mis pensamientos positivos, agradables y así evadirme un poco de esa agonía y del  dolor.

Es el trabajo de la mente en solitario, porque nunca estás solo, porque tu mente te lleva donde tú quieres.

VAT- ¿En qué momento y cómo surgió la idea de crear  una escuela de ciclismo infantil y juvenil?

EC-La cosa de participar, hacer cosas relacionadas con el ciclismo que es mi pasión siempre es algo muy agradable. Hubo una época después de la competición que empecé a hacer preparación para jóvenes valores y me dediqué a ello. Al final para juntarlos creaba:

Campus de ciclismo.

Se reunían en un entorno agradable para hacer ciclismo. Aquí en Madrid empecé a hacerlo en el año 1995 y eso derivó ya a hacer todo tipo de Campus para todo tipo de público incluso para personas mayores con setenta años.

Pero lo de hacer esas escuelas infantiles y juveniles sobretodo me parece una labor importante porque ahí está el futuro de nuestra juventud…

…nuestros futuros valores en ciclismo y hace muchos años me dediqué a fomentar muchos equipos de ciclismo de juveniles, élite y sub-23, trabajando como si fueran equipos profesionales, que no lo son, pero con una buena infraestructura, eso da mucho trabajo.

Estuve inmerso en ello durante casi diez años y actualmente mis ocupaciones y las posibilidades económicas también, con la crisis que hubo al final de 2011-2012 hizo que los patrocinadores bajasen mucho y ahora la Escuela de ciclismo que se ha presentado recientemente en Leganés, la apoyo. Aunque es mi hermano, Moisés, el que la ha sacado adelante con mi nombre y todo el soporte necesario para el desarrollo de estas actividades. Porque los jóvenes necesitan alternativas saludables y divertidas para realizar.

Hoy en día los jóvenes se dedican cada vez más a nuevos entretenimientos audiovisuales con los móviles, juegos, redes sociales y demás y creo que la actividad física la dejan un poco de lado.

Hay que ofrecerles estas vías divertidas como puedan ser el ciclismo u otros deportes donde se participa en grupos. Se lo pasa uno bien. Soy partidario de que no sean muy competitivos a edades que pueden ser demasiado jóvenes para la competición y el estrés que genera, pero sí cubrir todo un mundo como es la bicicleta. Por ejemplo, hacer mountain bike, hacer recorridos muy bonitos, conocer la naturaleza a través de la bicicleta, ir al campo, comerse un bocadillo.

Eso es precioso y no genera ningún estrés.

Luego, la genética y la mentalidad de cada uno les hará competitivos o no,  porque ya están aprendiendo técnica de ciclismo con monitores bien preparados y creo que es una sinergia muy positiva para la sociedad. Hacer esta labor dentro del campo del deporte sin trabajar la competición en el principio. Simplemente que sean ellos los que decidan.

Hay que intentar compaginarlo con la escuela de los chicos jóvenes que están estudiando y hay que respetarles los horarios, por supuesto.

Esto es una actividad complementaria a su educación. La actividad, se realiza en otros horarios. La función de la escuela se realiza el fin de semana para aprovechar el tiempo y que no se estorbe a los estudios.

Puede ser de un viernes por la tarde, sábado o domingo.

Lo normal es que se haga dos días y ello se condiciona a los gustos y a la disponibilidad de los monitores. Es hora y media cada uno de esos días, dependiendo de las edades, las rutas y los talleres que se puedan montar. Porque si hace mal tiempo, se crean unos talleres didácticos donde se les enseña desde mecánica a conocimiento del medio ciclista, un poquito de entrenamiento y se tocan varios temas para que vayan comprendiendo el deporte y de las rutas.

También se les muestra cómo interpretar  y manejar los aparatos de medición como pulsómetros y GPS, que lo llevan todo incorporado actualmente. Todo tipo de enseñanza relacionada con el deporte y con el mundo de la bicicleta.

¿Cómo se coordina la Escuela de Ciclismo con la vida académica de los muchachos?

EC– Si  hay época de exámenes se pausa un poco la actividad para mantener la atención en los estudios y tenemos claro que es a esa edad la prioridad absoluta.

VAT- ¿Cómo gestionó la retirada del profesionalismo?

EC– La retirada es un poco traumática, sí que es verdad. Llevas toda la vida dedicándote profesionalmente a un deporte. Consigues éxito y estás también muy motivado en ese sentido, porque el éxito es algo que te influye muy bien dentro de tu psicología, y cuando dejas esa actividad exitosa, entras en el mundo de los “normales” se puede decir. Eres otro más y encima no sabes que hacer porque puedes tener alternativas, pero has dejado por todo lo que es tu especialidad, el ciclismo profesional.  

A veces no tienes un hueco en un equipo ciclista profesional  para seguir como director, que algunos lo hacen y rellenan ahí un hueco importante.

Conozco caso de ciclistas que lo han pasado mal y para otros deportistas es un problema porque no sabes lo que hacer. Eres un joven con treinta y muchos años y toda una vida por delante. 

Lo has dejado todo de lado, estudios y otras opciones de trabajo y es una época para reiniciarse, reciclarse. Hice varios Máster y enseguida me actualicé en cuanto a la Comunicación y demás y empecé a trabajar con los medios. Empecé con la Cadena Cope, con José María García, que eso llenaba una parte de mi vida, pero trabajé también en ONG’s, haciendo escuelas deportivas para jóvenes no competitivas, actividad de ocio saludable y divertimento.

Empecé a organizar para estas ONG’s  circuitos Actívate, que lo llamábamos también.

Eran escuelas de mountain bike, actividades que iniciábamos para darles un contenido, que funcionaran y hacer rutas los fines de semana por toda la Comunidad de Madrid y realmente encaminé ya un poco mi vida en el sentido que siempre me ha llevado a hacer estas cosas.

Trabajos míos como los Campus de ciclismo para ayudar a gente de todas las edades, no solo jóvenes, a ocupar  ese tiempo de ocio  con seguridad y con salud con todos los rigores: que aprendan a cuidarse, como entrenar, seguridad vial, tratando todos los aspectos necesarios para su educación deportiva.

VAT- Hemos hablado de la situación a día de hoy como logística. Vamos si le parece al tema profundo, la naturaleza de esos desempeños que en estado de normalidad constituyen su actividad laboral.

EC– Sigo en los medios de comunicación. Ahora estoy en Eurosport  como Experto en ciclismo, comentando infinidad de carreras y vueltas grandes y clásicas y también sigo organizando estos Campus de ciclismo.

Así encaminé mi vida. Y eso es la suerte de hacer lo que te gusta. Y otra es que he acabado comentando las acciones en mi mundo que es el ciclismo y adaptándolo como enseñanza a los que se inician ya, tengan la edad que tengan. Hoy en día hay un boom del ejercicio físico para personas de mediana edad que se inician en el ciclismo a partir de los cuarenta años o los cincuenta, cuando tienen un poco más de tiempo y la vida más resuelta.

Entonces son como niños-adultos, que están aprendiendo el deporte pero a una edad muy avanzada. 

No es lo mismo aprenderlo a los ocho o diez años, que aprendes a una velocidad tremenda, para asimilar todos los movimientos y conceptos, que no con cincuenta años,que te cuesta mucho más. Las personas que se incorporan muy  tarde a este deporte tienen dificultades técnicas  y sobretodo en las bajadas. 

¿Cómo compenetrarse con la bicicleta?

¿Cómo hacer una simbiosis individuo-mecanismo, en este caso, la bicicleta?

Al final, tiene que ser todo uno.

VAT- ¿Cómo se siente internamente en uno de esos días en que la expectativa es favorable y de repente…en el momento más inesperado en que te has lanzado a la aventura, apenas superado el primer puerto te agarra una pájara de muy señor mío?

Y viene como dice aquel, el Tío del mazo y no te quedan fuerzas ni para hablar.

EC– Saber ganar es muy fácil. Lo primero que se tiene que aprender en el deporte es a perder. El asimilar lo más normal, que es no ganar. En el ciclismo  la verdad es que sólo gana uno y compiten doscientos. 

Entonces pierdes todas las veces, o la mayoría de veces que participas, pero tu mente no debe entregarse en el caso de una escapada.

Cuando tú eliges un objetivo, una etapa que es ideal para tí, que has visto que ha habido mucha lucha el día anterior, sabes que sigue siendo muy duro y puede que haya un momento en que los favoritos estén un poco bajos y decides que te lanzas. Consigues marcharte por delante, pero atrás hay pelea, que ya no contabas con ella porque había sido el día anterior muy dura y resulta que te cogen, o te vienes abajo porque llevas 100 kilómetros en escapada y como no has conseguido la ventaja suficiente, aun a pesar del esfuerzo titánico que has realizado, te da un bajón y no puedes más…

Al final eso no es una decepción porque lo has intentado, has hecho todo lo posible y las circunstancias de la carrera han abortado tu éxito.

Pero parte del éxito lo has completado. Has sido protagonista, has estado en esa fuga, y es un objetivo cumplido.  No has podido ganar, pero sí has cumplido la parte anterior. Eso te tiene que dar ánimo aunque acabes muy cansado, incluso que te dé la pájara, que se recupera con una buena alimentación. Pero si tu cabeza sigue funcionando estás preparado para que otro día vuelvas a intentarlo y te pueda salir. No es fácil ganar. Yo solía ganar en las grandes vueltas una etapa, pero a lo mejor lo intentaba quince veces, durante los 21 días o más que duraban las grandes vueltas en mi época. ¡Hay que intentarlo muchas veces!

Cuando consigues estar en una fuga es ya un éxito.

Cuando ganas es el máximo, pero lo consigues muy pocas veces para la cantidad de veces que se intenta. Más en mi caso que era en un escapada y que no valía con ganar a un sprint. Los velocistas tienen posibilidades de ganar más carreras. Son gente rápida. En caso de corredores de mi estilo es el planteamiento.

VAT-Se habla mucho de teletrabajo, sin embargo ya hace mucho que ciclistas y entrenadores, sobre todo por el tema de ubicación geográfica, planifican y evalúan online.

¿Cambiaría el modo de vivir de su época por los sistemas actuales?

O por el contrario prefiere quedarse con lo vivido, el ciclismo de Pundonor y a la aventura.

EC– No cambiaría nada. Realmente hay que adaptarse a las circunstancias, a la evolución y realmente la esencia del ciclismo no ha cambiado mucho.  Los entrenamientos también al tener al entrenador lejos se hacía de otra forma, a lo mejor con un fax (sonríe) los seguías y hablabas por teléfono.

Ahora los medios han evolucionado mucho.

Se pueden medir muchas cosas como los vatios, el pulso, los kilómetros, con unos gráficos tremendos de esfuerzo donde se ven los vatios que mueves en cada zona de trabajo. El pulso que llevas. Tú mismo puedes hacer un análisis más completo, pero la síntesis al final está en tus sensaciones, en la capacidad, en lo que vas notando con la bici y nunca hay que olvidar que la mente está detrás de todo. La mente es lo que debes tener en positivo para afrontar los grandes retos y como que tu cabeza es la que conduce tu esfuerzo, las ganas de forzar, de mantenerte un poco más en esa zona agónica.

Eso no cambiará demasiado porque es la mente la que tira del carro….

…como se suele decir, de tu propio organismo. Han cambiado cosas para analizar lo que haces, que son muy buenas. Así que hay que seguir al pie de la letra las Nuevas Tecnologías, que facilitan las cosas, pero la esencia (sonríe) no ha cambiado tanto, por tanto seguimos teniendo en la cabeza, en nuestra mente, el motor de nuestras vidas, ¿No?.

VAT- ¿Cómo influye el actual parón por confinamiento en el planteamiento de calendario y en los objetivos que se habían trazado los ciclistas?

Tiene que ser un mazazo preparar una de las tres grandes, o más y de repente, no puedes entrenar.

¿Se deposita toda la expectativa en la Vuelta?¿Qué mensaje les puede transmitir desde la experiencia?

EC– Para los ciclistas profesionales es como para el resto de la sociedad, es decir, en el tema laboral. Se ha suspendido el Giro de Italia, se han suspendido muchas clásicas…el Tour en julio…parece que tienen sus dudas, quieren hacerlo.

No se sabe cuando la pandemia va a ceder y en qué condiciones vamos a afrontar las primeras salidas.

Se está hablando de que el Tour se pueda hacer a puerta cerrada, sin público en las cunetas ni en las llegadas. Están pensando todavía en aplazarlo un mes. El calendario de ciclismo, como el resto de actividades que están programadas en la sociedad es un caos este año. Los ciclistas tienen que tomárselo con tranquilidad desde los ERTE’S que también les están afectando, porque sus propios patrocinadores sufren como empresa la falta de liquidez, porque no están produciendo. Al ciclismo le afecta exactamente igual.

Entonces el ciclista debe centrarse un poco, relajarse lo máximo posible.

No perder la forma del todo, pero sí encontrarse en un estado de mantenimiento, a través del rodillo. Hoy hay unos rodillos maravillosos que son simuladores. Puedes competir, ponerte una etapa del Tour, Giro, Vuelta, una clásica, con una pantalla que te sitúa. Incluso se ha celebrado recientemente el Tour de Flandes. Se ha hecho un simulacro, virtual con rodillo y han participado treinta y cinco corredores profesionales y ha sido transmitido por la televisión belga. No vas a sustituir esa gran Clásica de los Muros de Flandes, pero es cierto que da una realidad a lo que mucha gente está trabajando en casa, haciendo ese rodillo de la forma más agradable posible.

En definitiva, se trata de tranquilizarles…

…hacer ese mantenimiento y decirles que cuando todo quede solucionado, que ojalá pueda ser en junio cuando se pueda retomar la temporada. Si no es en junio, será más adelante y este año hay que pasarlo como sea.

El ciclista profesional debe cuidarse mucho durante esta época.

Lo que ocurre es que como son gente que está adaptada a hacer unas rutinas de entrenamiento. Tiene una capacidad de perseverancia, de saber hacer y entrenar, no les tiene por qué costar. Es un poco más aburrido, pero ya están preparados para ello.

El mensaje es de tranquilidad, asumir este tiempo lo mejor posible y hacer una época de descanso activo, que es como debe plantearse este momento.

VAT- ¿Puede este parón suponer el entierro de alguna carrera profesional? o por el contrario, se supera porque precisamente ese carácter profesional es lo que le permite superarlo.

EC- Este parón, a nivel de ciclista, como comentas la disciplina que tiene el entrenamiento, el hábito y la constancia que es una de las cosas más duras para un deportista, no tiene problemas normalmente. Un deportista profesional no tiene dificultad en seguir sus rutinas de entrenamiento y demás aparatos que pueda tener para hacer un mantenimiento general de su organismo.

El problema que puede surgir viene de fuera, en el caso de que alguna empresa no pueda continuar con el patrocinio del equipo y pueda tener un problema de ese tipo de continuidad con lo que supone para el deportista profesional.

Creo que es un factor económico más que un factor del propio ciclista en ese sentido. Creo que los ciclistas tienen esa disciplina que les permite superar esta época realizando ese descanso activo. A veces, si se quiere y te calientas un poco en los rodillos actuales te das unas palizas tremendas.  Tengo noticas de que hay gente que nos son profesionales, sino pseudo-profesionales, que han hecho hasta 7 horas en esos rodillos simulando 200 kilómetros que es una barbaridad. Creo que tendremos tiempo de salir a la carretera, que es más bonito y atractivo. La ventilación, sudar mucho, el riesgo de la carencia en el tema de la hidratación.

Sobretodo también mentalmente es muy duro estar 7 horas forzando.

Otra cosa es que vayas despacito y viendo la tele. El ciclista profesional debe estructurarse de tal manera que puede estar varios meses trabajando de esta forma y hay que mantenerse todo el rato, no estar dándolo todo en una época y que se te quiten las ganas para seguir. Hay que continuar regular, con una forma de mantenimiento moderada que se pueda superar fácilmente y no te canses de ella.

VAT- En un momento como este, que se podría decir que nos iguala:  la humildad…

¿Es un valor con el que se nace, o va surgiendo con la experiencia?

EC- La humildad…sí que es verdad que es algo que tiene que ver con las dos cosas. Creo que es un rasgo de la personalidad y que viene dado de tu forma de ser innata, pero creo que tiene mucho que ver con la educación. Considero que ser humilde es algo positivo, pero también hay que hacerse valer, es decir, tienes que saber que bajo la humildad siempre hay una gran persona. Creo que las grandes personas son humildes.

El ejemplo más claro es Miguel Indurain.

Es un gran campeón. Ganó cinco Tour de Francia y dos Giros de Italia como resumen de su vida deportiva y es humilde, una gran persona. Lo que al final trasciende es que es mejor persona que ciclista. Fijaos lo buen ciclista que ha sido. Es un ejemplo a seguir ¿No? Con su palmarés en Tour, Giro e infinidad de carreras y sin embargo mantiene una humildad, una sencillez que es envidiable. A mí me gusta este tipo de personas. Lo admiro y me identifico con ese modelo.

VAT- Cuando ganas una etapa, lejos de los tuyos, en el momento que el tiempo se congela. ¿Puede ser el triunfo agradable y a la vez un momento de soledad desconsoladora?

EC– El triunfo evidentemente viene en un escenario de trabajo. El deporte no deja de ser profesional, me refiero a un trabajo. Consigues el éxito y lo celebras en compañía de tu entorno en ese momento que son tus compañeros de equipo y el staff técnico. Evidentemente lo compartes con tu familia, desde la lejanía con el teléfono y estás deseando llegar a casa para celebrarlo. Pero bueno, nunca es una soledad desconsoladora. Porque el éxito contribuye a que sea compartido también con tu entorno, con tu familia y es muy agradable.

Si bien es verdad que te falta algo, se suple con el sentimiento del objetivo cumplido.

VAT- ¿Qué tal un mensaje de Don Eduardo Chozas a las personas que por las circunstancias tienen mermado ese motor llamado corazón?

¿Qué les diría ahora mismo a aquellos que están ansiosos, que se han quedado sin trabajo, que notan que las endorfinas les van bajando?

ECEl mensaje es que hay que vivir el día a día,  con todo lo que le supone a todo el mundo la incertidumbre de saber que podemos perder el trabajo. Pero también a la vez no estar pensando todo el rato en ello, sino:

Vivir sin estrés este momento. Aprovecharlo mal que por bien no venga para estar con la familia que a veces no hay tiempo. Con los hijos, que no tienes la posibilidad de estar tan cerca, pues ayudarles mucho más en su educación directamente. Saber lo importante que es compartir el tiempo con ellos.

En cuanto al momento económico.

Debemos tener la esperanza de que se tiene que reiniciar la economía, que es para todo el mundo. Va a hacer falta tener que trabajar duramente. Incluso las empresas, que de momento pueden no ser sostenibles. Sobre todo las más pequeñas y los autónomos que puedan pasarlo mal. Para esto también tenemos que confiar en nuestros gobiernos. Y la Unión Europea, que eche una mano. Pero vamos, tener un poco la esperanza de que esto se va a solucionar.

Al final tenemos capacidades de sobra para volver a ejercer nuestro trabajo.

Insisto en que esto es para todo el mundo igual, aunque te pueda afectar un poquito más, porque tu economía va más justa. Pero seguir pensando que esto va a acabar y nos tenemos que reiniciar.

Vamos a tener que darlo todo de nuevo. Deberemos ser constantes, de pasar este momento y luego entrar en el segundo plano: Tenemos nuestras capacidades, hay que seguir adelante.

Esta es la mentalidad con la que hay que afrontar este periodo tan complicado. Así que, ¡Mucha salud, que es lo que pretendemos y seguir siendo positivos ante el hecho de que esta pandemia afecta a toda la humanidad.

VAT- No hay palabras para agradecer la generosidad y la entrega que nos ha dedicado sino también al público más sensible, que a buen seguro sabrá sacar rédito de su mensaje.

¡Un verdadero honor! Cómo se nota que está rodado en valores, tanto o más que en ciclismo, que ya es decir. Una argumentación muy clara, amigable y predicada de una dilatada experiencia.

Es nuestro deseo transmitirle la certeza de que entre todos los participantes en el ciclo haremos mucho bien.

EC- Me despido de esta charla tan interesante, agradeciendo la posibilidad de comentar un poco este hecho. De poner en común estos pensamientos con los demás y muchas gracias por estar con vosotros. Ha sido un placer y hasta la próxima. 

VAT– ¡El placer como organización es también nuestro!  Estamos seguros de que por parte de nuestros lectores, también habrá un buen tast de humanidades en estos momentos tan complicados.

Damas y caballeros, con todos/as ustedes, ha estado:

Don Eduardo Chozas Olmo. Un gran ciclista y un hontanar de sabiduría vital.

Tony Socias&Co.

Viviraltiempo.com TM.

PD. A continuación les ofrecemos unos bonitos incentivos que merece la pena disfrutar, recuerdos vivos que recogemos en gratitud a Don Eduardo y se los dedicamos a ustedes. Para que este confinamiento sea llevadero y entrañable.

 

___________________

 

VICTORIAS DE EDUARDO CHOZAS EN EL GIRO DE ITALIA Y EN EL TOUR DE FRANCIA, POR ORDEN CRONOLÓGICO.

 

 

El homenaje de un Buen Hermano.

____________

 

EDUARDO CHOZAS EN SOCIAL MEDIA.

                     

¡Sigue a Don Eduardo en YOUTUBE Y SUSCRÍBETE!

 

Los Campus de ciclismo, organizados por Don Eduardo y su Equipo, son una simbiosis de Universidad. Así es en el más estricto sentido de la palabra: entre el simposium científico, un entrañable encuentro intergeneracional y la oportunidad de echar una rodada entre amigos en un entorno agradable, cómodo y centrado en el crecimiento.

 

 

 

____________________

   VISITA NUESTRA ZONA DE PERFILES PARA CONOCER A TODOS LOS/LAS PONENTES DEL CICLO INTERDISCIPLINAR DE ESPECIALISTAS: #DeporteartecienciavsCOVID19.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: